En Mayo de 2018, técnicos del Grupo de Ingeniería del Terreno (GIT) de la Universidad de Oviedo se desplazaron hasta la localidad de Estarreja (Portugal) para la instalación de una central meteorológica que sirva como soporte y complemento a las actuaciones llevadas a cabo en la zona por los demás socios del Proyecto.

Dicha central, compuesta por veleta, anemómetro, pluviómetro y sensor de temperatura funciona de forma autónoma mediante baterías, lo que permitió su instalación en el tejado de un domicilio particular.

Además, presentan la ventaja de permitir un control remoto gracias a un protocolo de comunicación GPRS punto a punto, lo que hace posible su control y la descarga de datos desde las oficinas del GIT en Oviedo, sin necesidad de desplazarse hasta la zona de estudio.