Entre Julio y Noviembre de 2017, técnicos del Grupo de Ingeniería del Terreno (GIT) de la Universidad de Oviedo instalaron en el municipio de La Unión (Murcia, España) una serie de equipos encaminados al análisis y control de fenómenos de inestabilidad en dos balsas de lodos, y su posible relación con la sismología y climatología del entorno. En concreto se instalaron:

  • 3 extensómetros de hilo y 4 sensores de contacto, encargados de medir la posible apertura de grietas y caída de voladizos en los taludes así monitorizados.
  • 2 inclinómetros biaxiales, encaminados al registro de posibles deslizamientos rotacionales.
  • 2 piezómetros y 18 sensores de humedad, con el objeto de analizar la infiltración de agua de lluvia en el terreno.
  • 1 central meteorológica
  • 1 estación sísmica

Parte de estos equipos están conectados a centrales que permiten su consulta y descarga de datos de forma remota, sin necesidad de desplazarse a la zona de estudio. Sin embargo, en otros casos esto no es posible debido a la ausencia de cobertura móvil en la zona donde se encuentran.

Como consecuencia en Septiembre de 2018 técnicos del GIT, junto con personal de la empresa Intet, S.L., se desplazaron hasta La Unión para la reparación de averías y descarga de datos en las centrales anteriormente mencionadas.