En septiembre de 2017 se perforaron dos sondeos en la coronación de la balsa de lodos El Descargador, situada en las afueras de la localidad de La Unión. Se trata de una balsa de grandes dimensiones situada junto a un cauce de escorrentía y catalogada por el Instituto Geológico Minero de España (IGME) como de categoría B (Depósitos de lodos cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños importantes a los elementos en riesgo o afectar a un determinado número de viviendas, ITC 08.02.01).

La balsa se encuentra apoyada sobre una ladera y según estimaciones del IGME el volumen de estériles y lodos acumulados es de 370.000 m³. Dado que la zona de estudio se encuentra en una región sísmicamente activa, una de las preocupaciones con respecto a este tipo de depósitos es conocer cuál el estado actual de los lodos vertidos en su momento, ya que en el caso de haber solidificado su respuesta frente a un determinado movimiento sísmico sería más favorable que de encontrarse en estado líquido.

Con el objeto principal de despejar esta incógnita se realizaron dos sondeos desde la coronación de la balsa hasta el sustrato natural, encontrándose que los materiales presentes en el núcleo de la misma se corresponden con arcillas arenosas de consistencia muy blanda.

Durante la perforación de los sondeos se tomaron muestras inalteradas para su posterior análisis en el laboratorio y se realizaron pruebas de penetración estándar SPT.

Finalmente debe señalarse que estos sondeos se han dejado equipados con una tubería de PVC ranurada para su posterior instrumentación con piezómetros y sensores de humedad por parte del Grupo de Ingeniería del Terreno de la Universidad de Oviedo. Estos trabajos se enmarcan dentro del GT1 “Medidas topográficas y geotécnicas”.