Julio de 2017.

El pasado julio, técnicos del Grupo de Ingeniería del Terreno de la Universidad de Oviedo se desplazaron a La Unión para instalar diversos equipos en la zona de estudio. Estos dispositivos servirán como soporte y complemento a las demás actuaciones llevadas a cabo por el resto de socios del Proyecto.

De este modo, se instrumentó una de las balsas de lodos emplazadas en el paraje denominado Rambla del Avenque, mediante: un inclinómetro biaxial, para intentar detectar posibles deslizamientos circulares en uno de sus taludes; y seis sensores de humedad, para analizar la infiltración de agua de lluvia.

En colaboración con la unidad de Protección Civil de La Unión, se instaló en dicha localidad una central meteorológica compuesta por: una veleta, un anemómetro, un pluviómetro y un sensor de temperatura. Esta central se colocó en el tejado de las instalaciones de Protección Civil, ubicadas en la antigua fábrica La Maquinista.

Finalmente, se solicitó la colaboración de la empresa Portman Golf S.L. para la instalación de una central sísmica en una de sus instalaciones, ubicada en el paraje El Descargador. De esta manera se analizará la intensidad con la que se registran en la zona de estudio aquellos eventos sísmicos que pudieran ocasionarse en la región, prestando especial atención al efecto que éstos pudieran tener en la estabilidad de las principales balsas de lodos del entorno